2.5.12

Blues y rock n' roll

“Music was my first love
and it will be my last.”
Fragmento del tema “Music” de John Miles (1976)




Soy un tipo débil en muchos aspectos…. demasiados para mi gusto. No me gusta afirmar que tengo muchas debilidades, pero es la verdad y la acepto. Reconozco, a grandes rasgos y sin entrar en exhaustivos detalles para no hacer una lista interminable, que tengo debilidad por las pelirrojas, por las pecosas, por las entrerrianas y por las morochas de ojos verdes (ahora que lo pienso, nunca estuve con una novia pelirroja). También tengo debilidad por los dulces (sobre todo el chocolate, el dulce de leche y la miel), la cerveza, las mujeres con labios suaves y dulce locura, cierta comida chatarra con mucha sal, los paisajes con montañas, los autos, la velocidad, los caminos, mis amigos y la música……. Sí, la música se convirtió en mi debilidad desde el día en que me di cuenta de que si paso 24hs sin ella (sin música), me pongo de un humor terrible. Les aseguro que nadie quisiera hablarme o verme después de 24hs sin música. La música tiene la particularidad de aportarme cierta energía, la siento correr por mi cuerpo, como si fluyera a través de mí. A veces, para poder estudiar durante muchas horas o cuando no me gusta lo que leo pero lo tengo que hacer igual o, en mis épocas de estudiante, cuando debía estudiar muchas materias juntas, colocaba música de fondo; toda la energía que me consumía el estudio y la concentración, la equilibraba con música. Es una práctica que sostengo desde hace muchos años, por ejemplo, cuando debía estudiar química (que no me gusta para nada) escuchaba a Sting, cuando quería concentrarme en algún juego (en mi adolescencia se me dio por los juegos en red, pero siempre fui un poco “gamer”) escuchaba el álbum “War” o “The Joshua Tree”, ambos de U2, y me volvía casi invencible…. La música es la forma en la que pienso, las ideas que se me caen, mis momentos de soledad, mis ataques de locura, mi manera de explicar el mundo y el modo en el que veo a los demás. En mi cabeza, todos tienen un tema que los identifica, en algunos ese tema suena muy claro y en otros quizás debo conocerlos un poco más para escucharlo con claridad…. Y sí, sé que suena a locura, pero ¡¿qué les puedo decir?!... es mi locura…
Me enamoré 3 veces y cada una tuvo su propia canción, ese tema que al escucharlo, me recuerda su rostro, su piel, los momentos vividos, su voz…. Ella obviamente tiene su canción, esa canción surgió de la nada, una noche fría…. La historia es breve y a la vez eterna: en medio de un blues, de mi blues, ella cantó un rock, y el resto del mundo, mis amigos y la noche, desaparecieron….. todo con ella fue como pasar de un blues a un rock n’ roll…. Creo que este poema explica dónde siento que estoy parado…..
Quienes saben de música, entenderán la relación entre el blues y el rock n’ roll… para quienes no me entienden: se considera que el rock n’ roll surge del blues… piensen que blues significa tristeza o melancolía, y que es eso lo que expresa y transmite cada instrumento, entre ellos, la guitarra… y es esa técnica de arrojar expresividad a la guitarra lo que influyó para que surgiera el rock. No sé quién o qué fue lo que quiso que entre blues, rock n’ roll y una guitarra con forma de mujer, comenzara esta rara obsesión mía….
Los dejo con un poema que creo, como siempre, que significa más para mí de lo puede significar para ustedes… repito: CREO…. El dibujo es más de lo mismo, parece hecho por un mono en medio de un ataque epiléptico…. y para colmo, estoy seguro de que el scaner lo empeora.

Blues y rock n’ roll
I
Unas cuerdas vibrantes se hacen sonido
entre las manos danzantes que las hacen vibrar,
se invita a la voz a que se sume al delirio
del constante ritmo, lento, triste y sensual.
II
De cuarta aumentada y espíritus caídos,
de patrón repetido, tercera y séptima menor;
tentación a gemir, con un suave desatino,
en semitono debajo de la escala mayor.
III
Sin saber el por qué, las palabras cayeron
y entre notas perdieron el pudor inicial,
una historia surgió y de mi voz se salieron
la tristeza, el miedo y un amor irreal.
IV
Su presencia inspiraba el deseo y los versos,
mientras sus ojos llevaban mi mente a volar,
y entre vuelos fugaces y sueños despiertos
sus labios se abrieron y empezó a cantar.
V
Yo silencié mi garganta de blues
por oír de su boca ese rock n’ roll;
sus notas brillaban su propia luz,
sus estrofas quemaban aún más que el sol.
VI
El tempo se eleva queriendo alcanzarla
y los acordes mantienen su progresión,
ella alucina con sus notas más altas
mientras yo dejo todo por seguir su canción.
VII
Quise cantar sobre amores de locos,
y besos que te roban la respiración,
dije que en la vida, el amor lo es todo,
y ella dice que todo es mejor sin amor.
VIII
Con los ojos cerrados le cantó a la ironía,
al llanto, a la suerte y a la diversión;
sus versos mostraban que ella no quería
enamorarse, sufrir, ni pedir perdón.
IX
Ella dijo que amó, dijo haber sufrido,
jura no cometer otra vez ese error,
sólo quiere cantar, bailar y albedrío,
y pobre de aquel que busque su amor.
X
Ella por su dolor se negó al idilio
que para los dos dibujó un corazón.
Esa noche callé y guardé en mi delirio
unas torpes palabras y una negra canción.
XI
Ella aún me devuelve esos versos vacíos
disfrazados, a veces, de canciones de amor.
Yo no sé si no siente o si no tiene sentido,
ni quién fue el delincuente que le robó el corazón.
XII
Y hoy me consumo recordando esa noche,
recordando cómo, sin querer, fuimos dos;
esa noche y los versos, que hoy son tan inertes;
la noche en que un blues se hizo rock n’ roll.

Creo que todos tenemos canciones que nos recuerdan un amor, o una ex, un momento, un lugar, un aroma.... Podría contarles cuál es el tema que me recuerda a ella, pero es algo que quiero reservarme para mí... Espero no les importe.
Por último les repito el blog que le pertenece a otra de mis personalidades, el blog de otro Nacho: http://cuentosensilencio.blogspot.com.ar/
Besos, abrazos y etcéteras.....

NACHO